20 + 1 cualidades imprescindibles para ser un buen Community Manager

20 + 1 cualidades imprescindibles para ser un buen Community Manager

¡Hello!!, hoy quiero hablaros de algunas cualidades necesarias para ser un buen community manager. Y es que para ser community manager puede bastar con tener ciertos conocimientos técnicos. Sin embargo, si realmente quieres ser la persona que comunique fielmente los valores de la marca a través de las redes sociales, necesitarás desarrollar ciertas cualidades importantes.

¿Quieres conocerlas? ¡Vamos a por ello!

Un buen Community Manager ¿nace o se hace?

He aquí la cuestión. Todos aquellos que estamos vinculados al mundo del Social Media hemos oído hablar de la figura del “Cuñadity Manager”. Ese cuñad@, hermano@ o amig@ que tiene muchos amigos en facebook y ya, por eso, consideramos que es una persona apropiada para gestionar las Redes Sociales de una empresa o marca.

Sin embargo, en la figura del Community Manager confluyen muchas cualidades. Algunas pueden desarrollarse al margen de la profesión. Otras, necesariamente deben adquirirse a través de la formación, la experiencia y la prueba y el error.

Para ser un buen Community Manager necesitaremos tener habilidades comunicativas y sociales, pero también conocimientos técnicos, analíticos y estratégicos. Esas áreas sólo se conseguirán a través del trabajo. Un buen Community Manager puede nacer pero, imprescindiblemente se hará con su esfuerzo y formación.

¿Por qué es importante contratar a un buen Community Manager?

En la figura del Community Manager recae la responsabilidad de gestionar las Redes Sociales de una marca o empresa. Eso implica que no debe dejarse en manos de cualquiera. ¿Porqué? Pues por esto:

  • Es la persona encargada de transmitir sus valores y principios a su comunidad.
  • Debe ser capaz de hacerlo de una manera estratégica para que sus seguidores no solo aumentes, sino que se fidelicen y se conviertan en embajadores de la marca.
  • En un momento de crisis de reputación, el Community Manager se encargará de la gestión de la situación.

¿Necesitas más razones para contratar a un buen Community Manager para tu empresa? Voy a planteártelo  a la inversa y te daré motivos para que te olvides del “Cuñadity Manager”

  • Para gestionar las redes sociales de una marca no basta con tener muchos amigos en Facebook. Hace falta conocer en profundidad las particularidades de cada red social, sus políticas y su público. Además un buen Community Manager se mantiene constantemente actualizado sobre las distintas herramientas que pueden usarse en beneficio de la marca.
  • El planteamiento del mensaje que se quiere transmitir en Redes Sociales debe hacerse de acuerdo con criterios estratégicos. No basta con publicar lo que sea. Todo lo publicado debe ser acorde a una línea de comunicación y debe buscar unos objetivos.
  • Un Cuñadity Manager podrá controlar las estadísticas. Sin embargo, el trabajo de un buen Community Manager va más allá. Debe cumplir una función analítica que le permita mejorar los resultados y subsanar errores
  • No se trata sólo de ser popular. Hay que tener dotes comunicativas que permitan transmitir la identididad corporativa de la empresa o marca. Esa será la mejor manera de construir una marca identificable, distintiva y contundente.
  • Además, debe ser una persona capaz de reaccionar adecuadamente en un momento de crisis de reputación. Para ello, debe saber qué hacer y cómo hacerlo en cada situación.

 

El buen Community Manager es…

Ya hemos esbozado algunas de las cualidades que pueden diferenciar al Community Manager de un aficionado a las Redes Sociales. Pero hay más.  Desarrollar las siguientes habilidades puede distinguirte dentro entre tus compañeros de profesión.

¿Qué te parece si las vemos? Aquí te dejo mi selección de 20 + 1 cualidades que (para mí) debe tener un BUEN Community Manager ordenadas alfabéticamente.

# 1 Analítico

Esta es una de las cualidades que diferenciará de forma radical a un aficionado de un profesional. La gestión de redes sociales no implica únicamente publicar post creativos en diferentes redes sociales. Es fundamental saber el cuándo, el qué, el dónde, el porqué y el a quién. Y todas esas preguntas se resuelven con el análisis de las estadísticas.

El buen Community Manager debe saber extraer conclusiones de los datos que nos ofrecen las estadísticas. No basta con conocer el número de seguidores.

Un buen análisis de los datos es fundamental para saber qué publicar, cuándo te interesa hacerlo, dónde puede conseguir más engagement, qué objetivos alcanzar y a quién debemos dirigirnos. Además te permitirá corregir la estrategia en caso de que no alcance los resultados esperados.

#2 Asertivo

La asertividad es una cualidad que se ha puesto de moda últimamente. Y tiene su porqué: es la habilidad comunicativa que nos permite hacer valer nuestros valores o nuestra opinión de una forma amable y sin herir los sentimientos ajenos.

¿Para qué se necesita esta cualidad en redes sociales? Pues básicamente porque la vida del Community Manager no siempre son opiniones positivas y muchos likes. Podemos encontrarnos con personas que no comparten los valores de la marca y lo publican. Una mala crítica no tiene porqué hundir una marca, pero su mala gestión puede dar al traste con el mejor plan de comunicación.

La asertividad ayudará al buen Community Manager a sortear a los peores trolls y a responder (educadamente) las peores críticas. Y todo sin que se dañe la imagen corporativa de la marca.

#3 Atento

Ser una persona atenta implica dos vertientes de una misma cualidad. Por un lado es aquella persona que fija la atención en algo. Por otro lado es alguien educado y cortés.

El buen Community Manager debe tener la capacidad de aunar las dos caras de este adjetivo. Tiene que prestar atención a todas las redes sociales en las que esté presente la marca y responder a las necesidades de su comunidad. Además no puede expresarse de cualquier modo. Él representa a la marca y es su canal directo de atención al cliente. En ese sentido, el CM deberá expresarse de manera educada y correcta.

#4 Autodidacta

El mundo del Marketing Digital avanza cada día. Las redes sociales no son lo que eran. Han evolucionado y lo seguirán haciendo. Ser autodidacta es fundamental para un Community Manager ya que, además de cumplir con todas sus obligaciones, tiene que mantenerse actualizado.

Conocer las novedades del mundo del social media es un requisito fundamental. Sin embargo, el tiempo que disponemos es el que es. Muchas veces no tenemos horas y horas para asistir a cursos que nos permitan ponernos al día. Ser autodidacta e intentar aprender día a día implica probar todas las herramientas, ver tutoriales y leer mucho para aprender de otros.

A veces el CM no tiene tiempo para asistir a cursos para actualizar sus conocimientos. Un buen profesional tendrá la iniciativa de mantenerse al día y se aplicará en autoformarse un ampliar sus conocimientos.

#5 Cordial

El Community Manager es el portavoz de nuestra marca. Sus palabras son la voz de nuestra empresa. Eso les convierte nuestro un interlocutor básico en las redes sociales. Y… ¿Quién quiere que su marca no sea amable con sus clientes?

Un buen community manager debe comunicarse de una forma correcta, educada y amable con su comunidad. Eso no implica ser recargado o escribir versos del siglo XVIII. Basta con desarrollar un estilo adecuado a la marca y a sus clientes.

#6 Creativo

Tanto si trabajas por tu cuenta, como si formas parte de un equipo de trabajo, tienes que buscar tu lado original. Está claro que si eres freelance, con más razón. Tú te lo guisas y tú te lo comes todo. De modo que tendrás que dar un toque creativo a cada parte del proceso.

Pero ojo, si formas parte de un equipo de trabajo y tienes tus diseñadores y un buen copy no estás exento de desarrollar esa cualidad. Recuerda que la gestión de la comunidad depende de ti. Las respuestas imaginativas generan mayor fidelización y más engagement.

Nadie sigue a una marca que siempre dice lo mismo de la misma manera. Explora líneas diferentes, divertidas, transgresoras y originales.

#7 Cuidadoso

Cuando un Community Manager habla en redes sociales no lo hace por sí mismo. Es un portavoz de la marca. Además, en muchos casos gestiona a la vez diferentes marcas. Es fundamental ser detallista y cuidadoso con cada uno de los trabajos que hace. Debe verificar que el mensaje sea el adecuado y se programe de forma correcta.

Muchas grandes crisis de reputación surgieron de descuidos del CM. No somos máquinas y podemos errar. Pero cuidando nuestro trabajo con mimo conseguiremos que esas equivocaciones se reduzcan a la mínima expresión.

#8 Curioso

Esta cualidad está muy vinculada a la de ser autodidacta. Como ya hemos dicho, es fundamental mantenernos actualizados en este mundo. Eso implica, muchas veces, avanzar por uno mismo.

En mi opinión la curiosidad es una cualidad necesaria para todos los seres humanos. No sólo para el buen Community Manager. La necesidad de ampliar nuestros conocimientos es la que nos hace aprender. Para ser autodidactas, debemos sentir la necesidad de conocer cosas nuevas.

La curiosidad es la cualidad que nos hace aprender y avanzar. Si lo aplicas a tu profesión como CM, conseguirás estar al día de cada una de las novedades.

#9 Empático

No, no es lo mismo la empatía que la simpatía. A través de las redes sociales debemos mostrarnos simpáticos y agradables para ser atractivos. Pero también debemos ser empáticos.

Definición de Rae.es

La empatía es fundamental para que el Community Manager pueda ofrecer los contenidos que su comunidad demanda. Nos permite ponernos en el lugar de los clientes y entender las necesidades que nuestra marca puede (y debe) cubrir.

Además es una cualidad fundamental en la gestión de una crisis. No es el único factor a tomar en cuenta en una situación de reputación on line, pero te ayudará a que tu marca salga ilesa de ella.

#10 Estratega

La capacidad analítica era una avanzadilla de ésta. En esta profesión todo se fundamenta en una estrategia previamente fijada. Cada programación que realizamos debe ir dirigida a cumplir unos objetivos. Esta cualidad, junto con la formación y la capacidad analítica, son fundamentales para diferenciar a un profesional del “Cuñadity manager”

Un buen Community Manager debe guiarse por un plan. Crear un calendario editorial de contenidos es fundamental para llevar de forma profesional las redes sociales de una marca.

# 11 Flexibible

Asúmelo, un CM es muchas cosas. La comunidad y la marca nos demandan y debemos estar ahí para responderlas. En ese sentido, hazte a la idea que es la flexibilidad es fundamental.

El buen Community Manager puede cubrir diversos puestos. Puede que hoy nos exijan grandes dotes de relaciones públicas y mañana tengamos que redactar un post de un blog. Esta profesión, a veces, implica tener cierta noción de otras para poder destacar. Pero especialmente, implica la capacidad camaleónica para salir airoso de cualquier situación.

#12 Una persona formada

Ya lo hemos adelantado antes. Una formación adecuada es fundamental para convertirte en un buen transmisor de la marca. No basta con saber publicar un post en Facebook. Twitter o Intagram. Un buen Community Manager debe tener una formación completa que le permita tener una visión más amplia. Debe ser experto en los entresijos de las redes sociales y los misterios de la estrategia. También debe conocer el camino para hacer una buena planificación, analizar a su competencia y extraer estadísticas de su trabajo.

Para ello no basta con tener muchos amigos en Facebook. Para desarrollar correctamente tus funciones deberás conocer una serie de herramientas imprescindibles para un Community Manager sobre organización, programación, seguimiento, analítica…

#13 Carismático

Una persona carismática tiene un don natural para motivar y suscitar admiración. Puede que ésta no sea una cualidad imprescindible para ser un buen Community Manager. Sin embargo, sin duda alguien con carisma podrá transferir esa impresión a nuestra marca. Acaso, ¿no queremos que nuestra comunidad nos admire?. A través de sus respuestas ágiles y de sus mensajes directos el Community Manager podrá convertirse en el líder que nuestra comunidad necesita.

#14 Metódico

Para muchos puede que esta cualidad no sea tan necesaria. Yo opino que es fundamental establecer procedimientos o métodos para realizar las diversas funciones que un buen Community Manager desarrolla en su profesión. Desde mi punto de vista, disponer de procesos establecidos para la gestión de las tareas, evita errores y optimiza los recursos. El CM no tiene que conocer todas las respuestas, pero si debe tener claro el camino para encontrarlas. Debe saber a quién preguntar y cómo actuar en cada momento. Y no, no somos robots. Para ello, es necesario adelantarse y dejar claro el plan de acción ante situación que podamos encontrarnos.

Las labores del Community Manager son muchas y en ocasiones se gestionan contrarreloj. Establecer unos procedimientos metódicos en la gestión de los contenidos puede ayudarte a evitar errores que puedan terminar en una situación de crisis.

#15 Organizado

Sí,sí… muchos creen que el trabajo de un CM es básicamente tirarse las horas muertas en las redes sociales. También muchos creen que eso no es un trabajo en sí mismo. Sin embargo, las tareas del Community Manager no acaban ahí. Existen tareas diarias que no pueden esperar. También mensualmente debe, entre otras cosas, planificar calendarios, elaborar informes, extraer conclusiones.

Son muchas las labores que se deben hacer. Por ello, es fundamental tener una buena organización… ¡¡Y SEGUIRLA!! Es la mejor forma de que todo quede bajo control. Mi consejo es que, ya sea en formato digital o en formato papel, tu agenda se convierta en tu mejor amiga.

Además existen algunas herramientas que te pueden ayudar a organizarte mejor las funciones mensuales. Yo por ejemplo soy muy fan de Trello. Pero hay muchas más.

#16 Paciente

Como dice el dicho “Roma no se construyó en un día”. Todo camino tiene que ser recorrido paso a paso. La paciencia es sin duda la cualidad que yo necesito mejorar. Sin embargo, soy consciente de que una comunidad no crece de la noche a la mañana y un cliente no se fideliza así porque sí.

El community manager debe ser consciente de que los objetivos tienen sus plazos. No todo es para ya. Además, no debe desesperar si analiza los datos y observa que algo no funciona. El test más viejo del mundo es el de la prueba y el error. Si te encuentras en una situación así: paciencia, respira, analiza y replantea. Seguro que hallarás otro camino.

Además, seamos francos, muchas veces nuestro target no es el más afín a tu personalidad. Todos hemos dado en algún momento con un cliente intransigente o irascible. En esos casos recuerda que eres el portavoz de la marca. Respira, piensa y luego contesta.

La paciencia es una cualidad necesaria en una triple vertiente. Los objetivos requieren su tiempo y sólo queda esperar. Las estrategias pueden fallar y no debes desesperar. Puedes topar con clientes complicados y trolls, pero tu respuesta no debe denotar tu opinión personal.

#17 Perfeccionista

No debemos olvidar que la labor del Community Manager crea la imagen de la marca entre su comunidad. En ese sentido debe aplicar un rigor especial en su trabajo. Ser perfeccionista puede que te implique tardar más en realizar cada gestión. Revisaras hasta la saciedad que las programaciones sean correctas y que la fecha y la hora sean la adecuada. Y analizarás una y mil veces las estadísticas mensuales. Sin embargo, esa cualidad te permitirá crear una imagen corporativa contundente y sin fisuras… y que tu jefe esté contento con tu trabajo.

Si has buscado trabajo como Community Manager habrás leído en muchas ofertas un requisito básico: excelente redacción. Una ortografía perfecta es básica para transmitir los valores de tu marca. Es indiferente si te diriges a un público joven o más mayor. El estilo comunicativo puede adaptarse, pero la corrección es absolutamente imprescindible.

#18 Resolutivo

Aquí va la pregunta del millón: ¿Qué se le pide a un buen Community Manager en un momento de crisis? La respuesta sin duda es que sea resolutivo.

Esta cualidad es importante en el día a día, pero se hace imprescindible en un momento especialmente delicado. Sin duda ningún Social Media Manager desea estar constantemente revisando el trabajo de sus subordinados. Para que ellos puedan delegar, tendrás que demostrar que tu trabajo cumple siempre. Es importante que seas relativamente autónomo en la toma de decisiones menores.

En caso de una situación de crisis, debería existir un plan de acción. A pesar de ello, la urgencia a veces hacen necesarias la toma de decisiones de forma rápida. Sin duda una persona resolutiva será capaz de sortear con éxito un momento así.

#19 Simpático

Según la RAE la tercera acepción Simpatía es el “modo de ser y carácter de una persona que la hacen atractiva o agradable a las demás”. Si un buen Community Manager posee la cualidad de la simpatía, podrá transmitírsela a nuestra imagen corporativa. ¿Quién no quiere que su marca sea atractiva para su público?

#20 Trabajo en equipo

Un buen Community Manager no trabaja nunca sólo. Incluso cuando trabaja como freelance debe tener en cuenta las opiniones e ideas de los representantes de la marca. Es fundamental que trabajes tu habilidad para compenetrarte con las otras personas que forman parte de la estructura de la comunicación de la marca. Ya sean los propios clientes o compañeros de otros departamentos.

Las mejores ideas siempre surgen de pequeñas notas que la gente va aportando. Conseguir crear de un brainstorming un concepto bien atado y coherente con los valores de la empresa es el premio a un buen trabajo comunitario.

  El +1 (o lo que nunca te puede faltar en tu trabajo): Pasión

Y llegamos a la última pero, en mi opinión, la más importantes de las cualidades. No sólo para ser un buen Community Manager. La pasión conseguirá que tu trabajo brille y que te mantengas motivado. No digo que no vayas a tener días malos. Todos los tenemos. Pero si las redes sociales te apasionan y sientes una verdadera atracción por tu trabajo, ten por seguro que te sentirás gratificado al realizarlo.

Por ello por siempre pasión: al aprender, al programar, al responder, al fidelizar… Si disfrutas con tu trabajo puede que nunca lo llegues a considerar una obligación.

¿Eres de esos que lo quieren todo abreviadito para consumirlo rápidamente?¿Eres de esos que han visto el post de más de 3.000 palabras y te han echado para atrás? ¡¡Estás de suerte!! En esta infografía te dejo un resumen de mis 20+1 habilidades que todo buen Community Manager debe tener.

¿Has hecho tu check list? ¿Cuántas dirías que cumples? ¿En cuántas aún tienes que mejorar? Déjame un comentario y me lo cuentas. Y si crees que falta alguna, espero tus ideas impaciente.

 

20 + 1 cualidades imprescindibles para ser un buen Community Manager
5 (100%) 1 vote
1Comentario
  • Álvaro Martín Ramírez
    Enviado a las 13:54h, 16 abril Responder

    Un post estupendo, perfecto para toda empresa que esté búscando el community manager ideal 🤓👨🏻‍💻

Deja tu comentario

Share This