Marketing Sensorial: cómo pueden ayudar los 5 sentidos a tu marca

Marketing Sensorial: cómo pueden ayudar los 5 sentidos a tu marca

Hoy quiero hablaros de un tipo de Marketing que, sin ser nuevo, está en auge: El Marketing Sensorial. Que el Marketing ha evolucionado mucho no es decir ninguna novedad. Tampoco es nada extraño afirmar que los sentidos están íntimamente ligados a cómo percibimos el mundo que nos rodea y las emociones que nos despiertan. Por tanto, ¿porqué no unir ambas ideas en una estrategia de Marketing que nos ayude a posicionar nuestra marca o producto?

¿Qué es el marketing sensorial?

Empecemos por el principio: ¿Qué es eso que llamamos Marketing de los sentidos o Marketing sensorial?. Pues su definición es muy sencilla e intuitiva: Es simple y llanamente, el conjunto de estrategias de Marketing que utilizan como medio de comunicación los  sentidos. Con estas técnicas se busca, a través de los 5 sentidos, despertar en el consumidor/cliente un vínculo emocional o unas sensaciones que generen ventas o vincule a la marca con determinados valores.

El Marketing Sensorial no es una novedad en el panorama de los negocios. Al fin y al cabo, todo lo que percibimos lo hacemos a través de nuestros sentidos.  Las últimas tendencias del Marketing se han centrado en el análisis del comportamiento. El neuromarketing estudia las conductas de toma de decisión de los consumidores. Por su lado, el Marketing experiencial analiza las experiencias, emociones, sensaciones o recuerdos y su influencia en los procesos de compra. En ambos casos los  sentidos del ser humano juegan un papel importante. Estas tendencias no hacen que el Marketing tradicional no sirva. Sin embargo, en un mundo en el que estamos sometidos a constantes estímulos, hay que dar un paso más para lograr la persuasión del consumidor.

Nada hay en la mente que no haya estado antes en los sentidos

Aristóteles

 

En su libro Experiential Marketing, Bernd Schmitt explicó que nuestra memoria retiene un 1% de los que tocamos, el 2% de los que se escucha, el 5% de lo que percibimos por estímulos visuales, el 15% de lo que capta nuestro sentido del gusto y el 35% de los que olemos. Lo que es indudable es que nuestra memoria está vinculada a los sentidos.  Gran parte de nuestro conocimiento lo adquirimos a través de ellos. El tacto, el oído, la vista, el gusto y el olfato nos ponen en contacto con nuestra realidad exterior. Y para muchos expertos, también juegan un importante factor en la creación de recuerdos y emociones. Por lo tanto, todos ellos pueden convertirse en grandes aliados para comunicar aquello que queremos sobre nuestra marca.

De los 5 sentidos a las sensaciones, emociones y recuerdos

Pero vanas y llenas de errores me parecen aquellas ciencias que no nacen de la experiencia, madre de toda certidumbre, ni terminan en una noción experimental; es decir, tales que, ni su origen ni su medio, ni su fin pasan por ninguno de los cinco sentidos

Leonardo Da Vinci

Los sentidos son los mecanismos que disponemos en nuestro cuerpo para percibir aquello que nos rodea. Los seres humanos contamos con cinco sentidos básicos:

  • La Vista que permite que captemos las ondas de luz y que nuestro cerebro lo interprete como una imagen.

 

  • El Tacto que nos hace percibir a través de la presión y el contacto de los objetos con nuestra piel.

 

  • El Oído nos permite captar las vibraciones de los sonidos y las diferencias de volumen, tono o timbre

 

  • El Olfato permite que captemos los olores de lo que nos rodea y lo interpretemos en nuestro cerebro.

 

  • El gusto nos permite captar el sabor de aquello que comemos. Existen 4 gustos diferenciados: dulce, salado, amargo y ácido. Sin embargo, ya hace tiempo que se habla de un quinto sabor: El Umami.

 

Toda la información que es captada a través de cada uno de los órganos sensitivos, termina siendo procesada en nuestro cerebro. De ese modo la información sensorial es convertida en sensaciones, emociones y finalmente, en recuerdos.  Nuestro cerebro interpreta cada estímulo que recibimos y genera una sensación, positiva o negativa. Esa sensación a su vez, creará una experiencia que sumada a otras muchas, podrá convertirse en un recuerdo.

¿Pero pueden realmente los sentidos crear emociones? ¿Podrían incluso cambiar nuestro estado de ánimo? Esa idea no es algo novedoso. Recuerdo una escena de mi libro preferido, 1984 de George Orwell.  Ese momento podría ilustrar esta tesis (Si no habéis leído el libro, no os preocupéis: no es un spoiler. Pero os aconsejo fervientemente que lo leáis. Es magnifico). Se trata del momento en el que el protagonista, Winston Smith, participa en los “Dos minutos de odio”. Durante ese corto periodo de tiempo los asistentes en la sala ven y escuchan imágenes y sonidos de violencia y agresividad que incitan a la propia violencia y agresividad. Hasta el punto de que su actitud pasa de la calma neutra a una contundente beligerancia. Como el mismo Smith  expresa en el pasaje “era absolutamente imposible evitar la participación, porque era uno arrastrado irremisiblemente”. De esa forma Orwell recoge el gran poder de comunicación que los sentidos pueden tener en la actitud de los receptores. Y más concretamente, su aplicación en la propaganda política.

Del Marketing Tradicional al Marketing sensorial:

En la actualidad el Marketing no puede ser sólo una herramienta de persuasión para ganar ventas, ya que vivimos en el mundo de la sobreinformación. El cliente se ha convertido en experto y crítico, por lo que ya no es efectivo sólo comunicarle los beneficios del producto. Recibimos estímulos constantes, publicidad constante, información constante. Las nuevas estrategias de Marketing buscan, en parte, crear vínculos con el cliente. En un proceso de compra está demostrado que no sólo juega un papel importante nuestro pensamiento racional, sino que la parte emocional puede guardar su as bajo la manga. Y en ese punto es donde el marketing sensorial busca ganar la partida.

Max Lenderman, miembro del consejo fundador de la Experiential Marketing Association (IXMA), indicó que una buena campaña de marketing debe dar vida de forma consciente a los valores y promesas de la marca a través de experiencias. Roberto Manzano, en su libro Marketing Sensorial. Cómo comunicar con los sentidos en el punto de venta, también explica que las nuevas posibilidades, que permiten acceder al cliente a través de la estimulación de los sentidos, implican un cambio radical en las estrategias de marketing. Añade además, que éste tipo de Marketing crea nuevas vías de comunicación y de publicidad para las marcas.

El marketing sensorial podría aplicarse en distintos momentos del proceso de compra y con ello podemos conseguir distintos resultados.

Podemos utilizarlo en una fase previa a la compra y conseguir vincular a los clientes con los “valores de nuestra marca”. Así, estaremos cimentando una buena estrategia de branding. Para ello, deberemos determinar claramente cuáles serán los conceptos que queremos comunicar y elegir cuáles serán los sentidos que nos ayudarán a hacerlo. ¿Acaso tu logo o tus colores no se perciben a través de la vista?¿conoces lo que es un odotipo? Más adelante lo veremos con detalle.

Durante la compra podemos explotar al máximo nuestra estrategia de Marketing sensorial. En este mundo en el que las compras on line están en continuo aumento, debemos hacer que nuestros establecimientos no sólo vendan productos, sino momentos y experiencias. El tiempo que tenemos a nuestro cliente en nuestro establecimiento es oro. Son minutos en los que podemos hacer explotar sus sentidos para atraer sus emociones y sus recuerdos.

¿Acaso crees que los cines hacen palomitas a cada instante? Sin embargo, nunca he entrado a un cine y no olía a palomitas recién hechas. Es más, nunca he entrado al cine y no he pensado en tomarme un gran bol de palomitas. ¿Y quién no adora las catas de los supermercados?¿ a qué amante del Jamón no le encanta llegar a la charcutería y sentir el olor del Jamón ibérico? ¿quién no se relaja en un spa con luces suaves y música que teletransporta al lejano oriente? Todo eso, es hacer explotar nuestros sentidos. Y todo ello ayuda a crear una experiencia y unas emociones en nuestro cliente. Estas estrategias podrán hacer que proceso termine en compra, pero también podrán conseguir una imagen de marca distinguida y distinguible.

¿Y después de comprar? ¿Podemos incentivar los sentidos cuando el cliente ya tiene el producto en su casa? Sí, podemos. Y sí, debemos. Una estrategia de marketing sensorial post venta puede afianzar ese branding y crear un cliente fidelizado. Y eso lo conseguiremos si los olores, el tacto, el sonido, el gusto y la vista del producto que está desembalando en su casa, es exactamente lo que sus sentidos querían. El momento en el que llegamos a casa y sacamos nuestro nuevo producto, puede ser mágico. Podemos jugar con los sentidos en nuestro packaging para que el cliente, una vez más, sienta que ha satisfecho su necesidad (o su simple deseo). Es más, para las marcas que no disponen de punto de venta físico, ese momento es en el que deben explotar los sentidos y conseguir que se convierta en una experiencia realmente especial para el cliente.

Se podría decir que el Marketing tradicional intentaba generar un necesidad que era satisfecha con la compra. Pero en estos tiempos el mercado ha cambiado y se tiene que aportar un valor añadido. Una estrategía de Marketing sensorial puede aportar beneficios a una marca como:

  • Apoyar y potenciar la imagen de la marca identificándola con las emociones que se despiertan con los sentidos.
  • Generar una imagen exclusiva fácilmente identificable de la marca a través de distintos sentidos.
  • Diferenciar  el producto de la competencia.
  • Fidelizar al cliente con pequeños detalles sensoriales que transmitan exclusividad.
  • Aumentar las ventas gracias a la creación de experiencias que induzcan a los clientes a la prueba de los productos.

 

De todos los sentidos la vista es la más superficial; el oído, el más orgulloso; el olfato, el más voluptuoso; el gusto, el más supersticioso e inconstante; el tacto, el más profundo

Denis Diderot

Estrategias de Marketing Sensorial

Hemos visto que el ser humano posee la capacidad de asociar sensaciones procedentes de los cinco sentidos y relacionarlas con conceptos e ideas. Además se pueden generar sentimientos y emociones que le recuerdan sus experiencias vitales.

Ahora que sabemos qué es, cómo hemos llegado al Marketing Sensorial y qué beneficios nos puede aportar, quizás sea el momento de navegar en nuestros sentidos y pensar en ejemplos y ponerlos en práctica. Para ello, vamos a hablar de los distintos sentidos y de diferentes estrategias. Y también os propongo el caso de Martina: joyera artesana especializada en productos de diseño en metales de distintas calidades. Se mueve en un mundo de mucha competencia, pero ha decidido abrir una tienda en el centro de Madrid. ¿Podemos darle algún consejo? Sigamos leyendo mientras pensamos distintas opciones.

vista marketing sensorialLa vista

La vista es sin duda el aspecto más explotado tradicionalmente en Marketing y en publicidad. También es sobre el que, probablemente, más se haya estudiado. Los órganos captan las imágenes como una cámara fotográfica y nuestro cerebro la interpreta. Esto implica que este sentido posee también un factor subconsciente que hace que no siempre interpretemos el conjunto completo de la información. Roberto Manzano explica que a veces “vemos lo que queremos”. Es decir, a veces concentramos nuestra visión en aquello que nos llama la atención, dejando pasar por alto otros elementos importantes. Muchos pensadores críticos con la publicidad han expuesto grandes teorías sobre la publicidad subliminal y los mensajes implícitos.

A pesar de ello, y de los estudios que indican que el impacto del sentido de la vista en la evocación de recuerdos es inferior a otros sentidos, podemos determinar que el sentido de la vista es tradicionalmente el más usado en el Marketing y la Publicidad. Podemos citar muchas herramientas en torno al Marketing visual: desde el diseño de logotipos al diseño web, pasando por la decoración, iluminación y la creación de formas y atmósferas en el punto de venta.

Pero sin duda, el rey de la vista es el color. El color transmite. El color emociona. El color nos evoca recuerdos. Por ello, las empresas cuidan mucho la selección de  los colores distintivos de su marca. Cada gama cromática puede generar unos sentimientos. La psicología del color ha estudiado en profundidad los efectos que cada uno de los colores genera en nuestro estado de ánimo. En esta infografía os resumen brevemente alguna de los conceptos básicos de esta ciencia.

Marketing Sensorial

Fuente: aztecasonora.com

Podemos citar diferentes estrategias conocidas en torno al sentido de la vista. Por ejemplo algunos supermercados cuya línea de negocio se fundamenta en el low cost (como Aldi, Dia o Lidl) inicialmente ofrecían una estética sencilla y algo descuidada que transmitía el concepto de ganga o precios baratos. Otras marcas de gran prestigio y de precios elevados buscan transmitir el valor de la exclusividad a través de un minimalismo llevado al extremo. Y en este punto siempre me acuerdo de mi madre diciendo aquello de ” esta tienda debe ser cara porque tiene pocas cosas”. Y es cierto que las tiendas de ropa de diseño buscan diferenciarse de las grandes firmas por medio de estéticas mucho más limpias. Si entras en una tienda de diseño sólo encontrarás una talla de cada prenda. No es que no haya más, es todo parte de una estrategia de marketing sensorial.

Para terminar con este apartado, tenemos que mencionar la importancia del logo a la hora de transmitir y comunicar tu marca. También aquí entra en juego la evocación a través de lo visual. ¿Acaso nadie se ha dado cuenta de que la N de Nespresso representa el vapor del café recién hecho?

el tacto marketing sensorialEl tacto

Nuestro órgano sensitivo para el sentido del tacto es la piel. Aunque no seamos conscientes de ello, nuestra piel esta compuesta de innumerables receptores de información sobre los objetos que tocamos. Gracias a ellos determinamos aspectos como la forma, la dureza, la temperatura o el material. Eso es lo que se denomina información háptica, que es procesada e interpretada en nuestro cerebro para crear sensaciones sobre lo que estamos tocando. Sin duda es un sentido fundamental en el proceso de compra. El auge de la compra por Internet esta relegándolo a un segundo plano. Aún así, seguro que aun conocéis en vuestro entorno a alguna persona que se niega a comprar según que cosas on line porque quiere tocarlas antes. Muchas empresas que carecen de tienda física intentan compensar el deficit del contacto con el producto, con una política de devolución con grandes facilidades para lo clientes. De ese modo, si el cliente no queda satisfecho cuando abre el producto y lo toca, podrá devolverlo sin grandes complicaciones.

Sin duda, el tacto es un sentido importante en el proceso físico de compra ya que ayuda generar la información de los otros sentidos. Cuando alguien compra algo, primero lo coge, lo toca, lo gira para ver su aspecto desde distintos ángulos, lo acerca la olerlo… La compra en el punto de venta es una experiencia háptica en sí misma que completa la información de los otros sentidos. Pero además el sentido del tacto es fundamental para conocer las características propias del producto.

Existe, en verdad, un magnetismo, o más bien una electricidad del amor, que se comunica por el solo contacto de las yemas de los dedos

Albate Galiani

La opción más evidente del marketing sensorial del tacto lo encontraremos en las tiendas de ropa. Desde la implantación del modelo Prèt-à-porter en todo el mundo, el sentido del tacto en el proceso de compra se multiplicó. Las clientas ya no sólo seleccionaban la tela y el diseño para imaginar cómo sería el resultado final. A partir de ese momento, todos podemos probarnos la ropa, tocar su material y ver como sienta en nuestro cuerpo. Una revolución para ese mercado en el punto de venta.

Pero no solo podemos tocar ropa. Ya casi todas las tiendas ponen a nuestra disposición muestras que permiten que sintamos el producto en nuestras manos. La primera gran empresa que voy a citar como gran creadora de una estrategia de marketing sensorial en torno al sentido del tacto es Apple. La empresa de la manzana ha creado tiendas en la que los clientes pueden pasar horas tocando, probando y sintiendo sus productos. Cómodamente sentados incluso, con personal cualificado resolviendo sus dudas.

Por otro lado, como mujer coqueta no puedo olvidar mi experiencia AVON. Sólo he vivido una de esas reuniones que ha popularizado tanto a esta marca. Sin embargo,  me resultó muy curioso cómo antes de probar cada producto, la vendedora hacía especial hincapié en que probáramos las cremas, jabones y labiales en nuestra muñeca para que sintiéramos las texturas que producían. Nuevamente, una estrategia que busca generar sensaciones y emociones.

El gusto Marketing sensorialEl gusto

El gusto es, posiblemente, el que menos se ha estudiado y explotado en su función relacionada con el Marketing. Sin embargo, eso no quita para que existan iniciativas que relacionan el Marketing Sensorial y el sentido del gusto. Lo primero que debemos entender es que este sentido está íntimamente ligado a los otros. Es cierto que los cinco sentidos poseen una conexión muy fuerte entre ellos, pero para que un producto llegue a ser degustado antes lo hemos visto, olido, tocado y escuchado.

Como ya indicamos, existen cinco sabores básicos: dulce, salado, amargo, ácido y umami (que viene a ser un sabor sabroso e intenso). El gusto además es un sentido muy condicionado por otros sentidos, especialmente por el olfato. Gran parte de a sensación de sabor que se genera en nuestro cerebro tiene vínculos directos con los olores y no con la información recibida por las papilas gustativas. Además también hay una parte subjetiva que guarda relación con factores culturales y ambientales y con preferencias personales. Quizás todas estas connotaciones han hecho que sea el sentido más complicado de utilizar dentro del espectro del Marketing Sensorial.

A pesar de ello encontramos varios ejemplos de Marketing Sensorial del gusto. Algunos más populares y cuya demostración está un poco en entredicho. Otras más estratégicas, que son utilizadas por grandes marcas a diario.

Empecemos con los chascarrillos. Muchos, sino todos, habréis escuchado el dicho popular que dice aquello de “que no te las den con queso”. Se trata de una expresión corriente para advertir a alguien sobre un engaño. Pues su origen puede considerarse una aplicación de Marketing Sensorial o pura persuasión en el punto de venta. Los mercaderes de vino invitaban a sus compradores a queso durante las catas para enmascarar un mal sabor de una barrica. El fuerte olor del queso disimulaba la acidez del vino. Pura estratega de venta, aunque la ética comercial quedase en un segundo plano.

Pero siendo más serios las firmas de comida utilizan las catas en el punto de venta desde hace mucho tiempo. Si una empresa ha destacado en el mercado por utilizar esa estrategia con connotaciones de exclusividad, es Nespresso. Cada cliente con cada compra es invitado a una taza de café. De ese modo la marca consigue fidelizar al cliente ( ya de por sí fiel por haber comprado una de sus exclusivas cafeteras) y que el cliente pruebe nuevos sabores con el objetivo de hacer más ventas. También ha participado en grandes eventos como Madrid Fusión proponiendo retos y ha creado eventos públicos para acercar a nuevos posibles clientes a su producto a través de la cata de sus distintas gamas de café.

La cocina es un lenguaje mediante el cual se puede expresar armonía, creatividad, felicidad, belleza, poesía, complejidad, magia, humor, provocación, cultura

Ferran Adrià

Puede que sea un sentido que no ha sido tan desarrollado por el Marketing, sin embargo creo que tiene mucho recorrido. Los sabores nos traen sentimientos: especias con propiedades afrodisiacas, sabores exóticos que nos trasladan al verano. Simplemente haz la prueba. Piensa ¿A qué saben las meriendas de tu infancia? Las mías a leche con galletas María. ¿A qué sabe tu Navidad? La mía a langostinos, caldo de ave, turrón de Shuchard. Y hablando de Navidad, este año Imaginarium decoraba los regalos con piruletas de colores que hacían la delicias de los más pequeños. Detalles que enamoran a los clientes, eso también es Marketing Sensorial.

El oído. Marketing sensorial

El oído

El oído, junto con el olfato, es un sentido inconsciente. Siempre está activo a la espera de recibir información. Nuestro sistema auditivo recibe los sonidos, seamos conscientes o no. Incluso dormidos seguimos oyendo. Y el sonido nos rodea y nos abraza, queramos o no. Quizás por ello, el Marketing sea alió a este sentido, casi a la par que a la vista.

Por otro lado, hay numeroso estudios que vinculan directamente el sonido con las emociones. La música, como principal obra que combina los sonidos, tiene un importante factor evocador en nuestros sentimientos. De esa forma, las canciones rápidas inspiran alegría, actividad, sorpresa, enfado o temor. Por el contrario, las canciones con tempo más lento generan sensaciones relacionadas a la tristeza, aburrimiento o melancolía. Según explica Roberto Manzano explica en su libro sobre marketing Sensorial que la música y las emociones son interpretadas y desarrolladas en la misma región cerebral, por ello puede que tengan una vinculación especial.

Lo cierto es que todos nos hemos emocionado alguna vez con algún sonido. El Marketing Sensorial ha intentado optimizar eso con diferentes estrategias. Por un lado todos conocemos Jingles pegadizos. Esas canciones de anuncios que se meten en tu cabeza y ya no puedes dejar de tararear. Incluso aunque la odies, puedes estar días con ello. La última campaña que ha conseguido ese efecto en mí, ha sido la Campaña de las rebajas de El Corte inglés. Durante varias semanas me encontré cantándome a mi misma aquel “Quiéreteme”.

 

Otro gran recurso que puede ser explotado es el Audiobranding. Esta técnica busca identificar una marca con una música o con algunos acordes. Y muchas empresas lo ha conseguido. Con sólo escuchar el principio algunas notas, sabemos qué marca va a comunicar algo.

¿Y quién no ha ido a alguna tienda de ropa de chicas jóvenes y ha creído estar en una discoteca?  Y es que la música afecta a nuestras emociones aunque la escuchemos de forma inconsciente. Por ello muchas tiendas estudian muy mucho su repertorio con el fin de crear en el cliente las emociones adecuadas que le lleven a comprar. La música ambiental es un factor más de la estrategia de Marketing.  Como summum o estrategia auditiva elevada a su máxima potencia encontramos una marca que nada tiene que ver con productos de sonido: Starbucks. Cada año crea su particular cd navideño que ambienta sus locales y vende. Podría decirse que tiene tanto éxito como sus rosquillas, pero en este caso  viene más a cuenta decir que tiene tanto éxito como su café.

Finalmente también quiero citaros algunas estrategias de grandes marcas que se fundamentaron en el sentido del oído sin utilizar la música. Sólo con el sonido o la ausencia de ello. La primera estrategia muchos la recordarán: El silencio del aire acondicionado.  Fujitsu nos hizo entender lo importante que es a veces la ausencia de estímulos auditivos.  El otro gran ejemplo es de una marca que siempre ha empleado muchos esfuerzo y dinero en ayuder a pronunciar su producto. En esta campaña, Schweppes buscaba asociar su marca al sonido que hace el refresco al abrirse.

 El sentido del olfato. Marketing sensorialEl olfato

Y para finalizar nuestro paseo por el mundo de los sentidos, analizaremos el sentido del olfato. Muchos expertos creen que la información sensorial que percibimos a través de los olores es la más evocadora. Para bien o para mal. Quizás esa sea la razón de que el Marketing olfativo esté en auge.

Nuevamente nos encontramos con un sentido  que no podemos dominar. Queramos o no, las diminutas partículas que nos rodean, llegaran a nuestro sistema olfativo que enviará la información al cerebro para que ésta se convierta en emoción. Además la capacidad evocadora de los olores es muy alta. Eso significa que mediante olores podemos relacionar productos o marcas con conceptos de nuestra memoria.

Para expertos como Roberto Manzano, la aplicación de los olores al Marketing debe recoger dos conceptos: el placer y la congruencia. Es decir, si queremos crear un aroma que sea enseña de una marca debe ser un olor agradable y placentero para el consumidor. También tendrá que ser congruente con la marca. No tendría sentido que en una panadería no oliera a pan. ¿Y qué ocurre si nuestro producto o servicio carece de olor? Ahí entra en juego la simbología de los olores. Las marcas deberán elegir olores que comuniquen sus valores estrella o que trasladen a sus clientes a situaciones perfectas para el consumo de sus productos.

Como ya dije la aplicación más evidente del uso del sentido del olfato en Marketing lo encontramos en cines, pastelerías y cafeterías. Allí huele a lo que debe oler: palomitas, bollos recién hechos y café recién tostado. Sin embargo cada vez son más las marcas que, además de tener su logotipo diseñan su odotipo. Las marcas quieren distinguirse de la competencia y qué mejor que hacerlo desde los cinco sentidos. Buscan los olores que transmitan los principios y valores de su producto o firma y los imprimen en su tienda, productos, objetos promocionales o packaging. Kaori Project ha recogido un compendio de 10 buenas estrategias de  Marketing Olfativo que te enseñarán  cómo el olor puede estar presente, de distintas formas, en nuestro plan estratégico.

¿Cómo lo ponemos en práctica?

Después de conocer qué es, cómo proyectarlo y algunos ejemplos del Marketing sensorial, volvamos a Martina y su tienda de Joyas de diseño. Recordemos que Martina quiere abrir una tienda en el centro de Madrid y que su producto vende la exclusividad de joyas personalizadas de diseño exclusivo y moderno. ¿Crees ahora que los sentidos podrían ayudar a nuestra amiga?. Pensémoslo paso por paso

En la fase previa a la venta quizás Martina pudiera pensar en qué valores quiere transmitir con su marca. Si desea comunicar modernidad y diseño, deberá imprimirlo en su logo. También deberá pensar bien qué colores pueden ser adecuados. Quizás el blanco y el dorado son opciones seguras que expresan esas ideas al tiempo que crean una imagen limpia.

Es importante que al crear la tienda se conciba como un espacio para las experiencias. Los clientes deben sentir que ese espacio es único. Mi consejo, dado que ahora está tan de moda, sería que Martina seleccionase un olor especial acorde con los valores que quiere imprimir en su marca.  Así, su tienda será única y especial. Del mismo modo, el diseño y la decoración podría ser minimalista, acorde con los colores seleccionados.

El packaging puede ser un  punto importante para ella. Las joyas de diseño (aunque sea en Metales no muy preciosos) suelen ser productos para regalo. Por ello el envoltorio puede ser un nuevo folio en blanco para comunicar la historia de su Marca. Todo dependerá de los valores que ella haya seleccionado, pero puede elegir un packaging minimalista, con los colores y logo distintivos de la marca. Puede jugar con las texturas: papel maché, lazos de raso, confetí de acabados metálicos. También podrá imprimir el perfume de su marca y añadir el caramelo del sabor que más identifique los ideales de la marca. Con ello el juego de los sentidos se habrá completado.

Qué te parece el mundo del Marketing de los Sentidos. Da para hablar mucho y mucho más. ¿Tú qué opinas? ¿Deben las marcas sumergirse en el paradigma de los sentidos?¿Estás estrategias pueden ser de utilidad? ¿Conoces más marcas que hayan jugado a despertar alguno de nuestros sentidos? Cuéntamelo 

6 Comentarios
  • MARÍA
    Enviado a las 12:40h, 22 Marzo Responder

    Me encanta el blog. Enhorabuena por este nuevo proyecto Ele : )

    • EleChinarro
      Enviado a las 12:10h, 23 Marzo Responder

      Muchas gracias María. Ahora a por los contenidos. Seguro que tú también estás creando alguna cosa bien chula. Espero ansiosa…

  • Patricia
    Enviado a las 13:32h, 22 Marzo Responder

    Enhorabuena Elena, un post buenísimo. Muchísimas gracias por nombrarme. El marketing sensorial y el neuromarketing son campos apasionantes. Un besico

    • EleChinarro
      Enviado a las 12:19h, 23 Marzo Responder

      Gracias Patricia. La verdad es que si que es un tema muy interesante y que da para mucho. Un placer enlazar tu blog. Tienes grandes ejemplos y es muy inspirador. Un abrazo.

  • Daniela C Valdez
    Enviado a las 15:40h, 29 Marzo Responder

    ¡¡Un post de 10!! Gracias por tan buen contenido 🙂 Un saludo

    • EleChinarro
      Enviado a las 15:54h, 29 Marzo Responder

      Muchas gracias Daniela! Me alegra que te haya parecido interesante. Es un tema del que tenía muchas ganas de escribir…😉😉👍🏼

Deja tu comentario

Share This

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra política de privacidad Leer más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar